miércoles, 19 de junio de 2013

Estamos seguros que de un día a otro, como todos los años en estas fechas, empezaras a ver por todos lados letreros de “Regreso a clases 2013”, “Back to School”, “BTS” y todas las formas posibles que las cadenas comerciales tengan de hacerte saber que ahí viene el golpe de mediados de año del que todos los que tenemos hijos en edad escolar no podemos salvarnos. La lista de útiles, inscripciones, material, cuotas, colegiaturas o cualquier otro concepto relacionado con la escuela de los niños que sin lugar a dudas viene a darnos un “buen llegue” a nuestro bolsillo.

Quienes tengan hijos que van a entrar a preescolar o primero de primaria tienen un buen pretexto de no saber cómo está la cosa ¿pero los demás? Todos estamos perfectamente conscientes de que se vienen esos gastos siempre en las mismas fechas y normalmente (la mayoría de las veces) no estamos preparados para asumirlos. ¿Por qué pasa esto? Nuevamente tenemos que decirlo…Porque no somos previsores. Estoy seguro que más de alguno va a decir “si, pero pues hay otros gastos que se tienen que cubrir de inmediato y a veces no se puede ahorrar” y estoy consciente de eso, pero la cultura del ahorro es una verdadera disciplina para la que jamás nos enseñan en la escuela (aunque vayas a una licenciatura de administración, en dónde te enseñan a administrar el dinero de los demás, pero no el tuyo).

Siempre hay maneras para alivianar esa carga, por ejemplo, nuestros socios que se inscribieron en el programa de útiles escolares, pueden ponerse una estrellita en la frente y decir que si fueron previsores, ya que aunque el plan se antoje largo (en tiempo) estas son las fechas en las que recibirán su recompensa que les aminorará la carga.

Pero ya no hay mucho que podamos hacer, si la temporada de regreso a clases nos volvió a tomar desprevenidos, no podemos quedarnos de brazos cruzados. Lo que tenemos que hacer es buscar una solución. Una muy sencilla es acercarnos a la Caja Popular Oblatos y echar mano de nuestra cuenta para poder afrontar este gasto. Y una vez que tengamos el dinero en la mano para todo lo que se necesita, no se trata sólo de pagar, pagar y terminarnos el presupuesto, si no de buscar las mejores opciones y con suerte no acabarnos todo.

Para lo anterior, es necesario que realicemos una pequeña investigación para determinar en qué lugares podemos encontrar los mejores precios por nuestro dinero, sin que esto signifique que compremos cada uno de los artículos de la lista en un lugar diferente y al final nos vaya a salir más caro transportarnos de un lugar a otro por un peso de diferencia (hay que tomar en cuenta todos los factores).

Los siguientes son algunos tips adicionales para esta compra anual de material/útiles para la escuela de tus hijos.


Trata de darle gusto a tus hijos, se trata de los artículos que utilizaran todo el año y es importante que les tengan cariño para que los traten bien y se sientan cómodos usándolos (Claro siempre se vale negociar con ellos para que no se vayan por lo más caro aunque sepamos que no va a ser funcional o que se trata sólo de un capricho).

Cuando se trata de cuadernos, no te vayas mucho por las cubiertas/caratulas o su grosor, ya que si bien pueden durar más, vas a terminar forrándolos y tapando ese dibujo por el que lo compraste y además puedes darle un poquito de fuerza a su cubierta con el tipo de forro que utilices.
Trata de marcar absolutamente todos los útiles de tus hijos para que no se les pierdan y pídeles que los cuiden mucho para que no tengas que seguir comprando más a medio año (claro salvo que se acaben por el uso).

Júntate con otros papás y compren cosas de mayoreo (en clubes de precio), no es lo mismo comprar un lápiz y una pluma, que comprar una caja de cada uno de los artículos, pueden recortar algunos pesos con esta estrategia y dejar un colchón para las últimas compras o los libros.

Antes de lanzarte a comprar los libros que siempre piden, usa el internet para hablar por teléfono a una sucursal de tu tienda favorita y procura saber si tienen todos los libros que necesitas. Esto te evitará estar visitando todas las librerías/papelerías de la ciudad y te permitirá ahorrar tiempo.

Esperamos que esta temporada de compras, lejos de ser una lata y un descalabro para ti, sea entendida como una importantísima inversión en la educación de tus hijos y un evento que a ellos les encanta y en el que quieren estar involucrados, trata siempre de incluirlos y de hacer que los preparativos para estudiar sean tan gratos que no puedan esperar para regresar a la escuela a seguir cultivándose.


Gracias por leer nuestro blog, los esperamos la siguiente semana para una entrega más de estos temas en los que queremos ayudarte a cuidar tu economía y buscar que siempre tengas otro punto de vista para hacer las cosas que todos queremos y tenemos que hacer en los diferentes puntos del año. 

Caja Popular Oblatos.
Blog Oficial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada