miércoles, 26 de junio de 2013

Eligiendo una carrera

Hoy queremos tratar un tema que es muy importante, ya que en base a esta decisión podría definirse el rumbo que tomaría nuestra vida; se trata de elegir una carrera profesional.

En estos tiempos, cada vez son más las personas que llegan a estudiar una carrera profesional y eso satura determinadas carreras que están “de moda”. Por esto es muy común encontrar que las carreras de Ciencias de la Comunicación, las de Tecnologías de la Información, Mercadotecnia, Diseño Digital y algunas otras, sean las que primero se llenan si están dentro de la oferta de una escuela pública, dejando paso a otras que probablemente no tengan mucha demanda y que terminen por convencer a algunos teniendo un alto porcentaje de deserción por no ser lo que el aspirante esperaba. Por otro lado, existen otras carreras que aun sin ser “de moda” o tendencia siempre tienen una base de aspirantes alta y a las que es difícil entrar, tales como medicina, arquitectura, derecho, la normal de maestros, etc, etc.

Habiendo tantas opciones ¿Cómo podemos tomar una buena decisión? ¿En que debe de fincarse la misma? ¿Cuál es el camino correcto? Las dudas que se suscitan en ese momento son muchas y para hacerlo más difícil, sabemos de casos de miles de profesionistas en nuestra ciudad que terminaron dedicándose a otra cosa muy diferente a la que originalmente pensaron o estudiaron.
¿Cuál es el truco? No podemos irnos con las diferentes “trampas” que se presenten en el camino. ¿A qué es a lo que tenemos que estar atentos?

CARRERAS DE MODA: De esas que prometan mucho, pero que en realidad terminen por ofrecer poco o a las que la sociedad aun no esté lista para recibir a los graduados. Por ejemplo, la gente que ha estudiado Domótica (Estudios para la creación de casas inteligentes) se ha dado de topes, ya que aún no estamos listos para dar ese brinco en nuestros hogares dado que es muy caro implementar dichos sistemas... ¿Qué sucede con los graduados? Que terminan haciendo algo más y terminan frustrados por no encontrar el mercado como ellos pensaron que lo encontrarían cuando empezaron a estudiar.

CARRERAS QUE NO TE GUSTEN: No siempre tenemos la obligación de tener que seguir en la carrera en la que estuvieron nuestros papás (si es que tienen una) o en la que ellos crean que es mejor, se trata de escoger una carrera que te guste, que te llene y que sea satisfactoria para ti, vamos, que te haga feliz.

COSAS EN LAS NO SEAS BUENO: Es importante ser muy consciente de esta parte, hay cosas para las que uno sencillamente no está hecho. Si a ti te gusta mucho pintar, pero definitivamente sabes que no eres muy bueno con esto, sería importante tomar la determinación de saber si es lo que quieres estudiar, aunque probablemente no destaques en esa área o si estudias algo más y tomas esta otra disciplina como un hobbie.

COSAS QUE NO PUEDAS PAGAR: Definitivamente una carrera es una buena y una gran inversión, en la que incluso tratándose de una escuela pública se tienen que hacer muchos sacrificios económicos y eso está bien, tarde o temprano se verán los resultados de ese esfuerzo, pero no se trata de dejar la deuda a tus hijos y a tus nietos (en las escuelas privadas). Asi que echale una buena pensada y si estás de acuerdo en realizar una inversión de este tipo, habla con la escuela, pregunta por planes de financiamiento o becas que te puedan ayudar a cumplir tu sueño sin descalabrarte. Acercarte a la caja popular Oblatos también sería una muy buena idea para financiar tu carrera a través de créditos, ahorros y todos los instrumentos que tenemos para ti.

SITUACIÓN EN EL MERCADO: Revisa los clasificados del periódico, revisa cuanto le están pagando a los profesionistas de la carrera que quieres tomar, pregunta a tus conocidos, date cuenta de que tan fértil está el mercado para las nuevas generaciones que egresen de esa carrera y determina la viabilidad de estudiar eso que te llama la atención en base a esos factores.
APUESTA A GANAR: Así como hoy hay carreras de moda, hubo quien las tomó antes de que estuvieran de moda el día de hoy. Para poder tomar una decisión de esta naturaleza, tenemos que ponernos muy abusados y “ver el futuro” haciendo análisis de todo tipo. Si el día de hoy hay mucha gente haciendo maquinas, registrando marcas o creando cosas para el futuro, probablemente te encuentres que esas carreras están saturadas, pero ve más allá…¿Qué van a necesitar todos ellos cuando egresen? ¿Un despacho especializado en propiedad intelectual, registro de marcas, etc.? Hay que hacer muchos análisis para saber como va a estar el mercado cuando terminemos la carrera (a 3 o 4 años de haber tomado la decisión).

Estos son sólo algunos consejos que creemos que debes tener en consideración cuando se trata de elegir una carrera. Finalmente lo más importante es prepararse y ser felices haciendo lo que nos gusta. ¿No te parece?

Gracias por leer una nueva entrega del blog oficial de la Caja Popular Oblatos, te esperamos la siguiente semana con un nuevo tema de esos a los que nos tenemos que enfrentar en algún punto de la vida.

Caja Popular Oblatos.

Blog Oficial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada