miércoles, 24 de julio de 2013

¿Cómo ahorrar en tu boda?

Siempre estamos buscando obtener los mejores consejos financieros para todos ustedes y hemos racionalizado que todos tenemos en el transcurso de nuestras vidas dos o tres ocasiones (normalmente planeadas) en las que terminamos prácticamente quebrados. Tal es el caso de las bodas, que como se mencionaba con anterioridad en algunos casos pueden ser planeadas o en otros casos pueden ser fortuitas, el punto aquí es que sin importar las circunstancias, las mismas normalmente constituyen un gasto fuerte en la vida de cualquier persona, por esta razón es que el día de hoy hemos encontrado navegando en la red una serie de consejos que te permitirán ahorrar en este importante evento. Te invitamos a leerlos.

Banquete:

1. Hagan el evento en otro día que no sea sábado. El viernes o domingo son buenos días. El viernes si es en la noche, y el domingo si es una boda de día. El precio del salón/hacienda/jardín será entre 10% y 20% más barato.

2. Corten a los invitados que saben no son muy cercanos. Gente que no ven hace siglos y traten de evitar a los compañeros de trabajo si en sus oficinas son muchos. Sus amigos cercanos, lo entenderán.

3. Hagan degustación y pidan comida de temporada. Nada muy exótico ni extravagante simplemente sabroso. Las extravagancias suelen costar un 20% más.

4. Anímense a quitar un plato del menú. Quizá 4 tiempos son demasiados.

5. Soliciten lo básico de alcohol: vino tinto, blanco, ron, whisky, tequila y un digestivo. Mientras más opciones de bebidas más botellas habrá que comprar.

6. Para los arreglos florales, pidan flores de la temporada y procuren elegir algún aditamento ornamental bonito (como bambú, una vela, cristal, etc.) vistoso para no tener que comprar tanta flor.

7. No pidan el paquete más grande (y caro) del fotógrafo. Pidan el básico y asegúrense de que haya muchas más fotos gracias a sus invitados. Pídanles a todos que lleven cámara y compartan.

8. Un DJ es más económico que un grupo musical. Y un DJ bueno puede hacer un gran ambiente. Asegúrate de que sea lo que están buscando.

9. Pocos “recuerdos” son conservados por los invitados. No gasten en ellos. O dan algo significativo e idealmente hecho por ustedes (como una carpeta engargolada bien hecha de las recetas familiares) o algo rico de comida como unas almendras.
  
Invitaciones:

 10. No escatimes demasiado en las invitaciones. Si están de plano muy X a nadie se le antojará ir y mucho menos hacer un regalo. Fija un presupuesto razonable y real.

11. Que reflejen su estilo y lo que quieren de su evento. El papel hecho a mano y los sobres gigantes no son necesarios.

12. Si quieres una invitación bonita pero barata corta lo siguiente: Sobre (que sea tríptico o díptico), grabado (el realce, y que sea impreso) y el celofán. Estos tres elementos pueden bajar el costo hasta en un 30%.

La novia:

13. Maquíllate con el estilista de tu confianza. Con quien siempre te haces tratamientos. Es mucho más probable que el precio sea razonable, además de que ya te conoce a ti y a tus gustos.

14. No busques el vestido más caro. Busca el vestido que realmente te guste. Si vale la pena hacer un análisis serio para la compra del vestido.

15. Tampoco gastes una fortuna en los zapatos. Los zapatos de la boda deben ser lindos y cómodos no necesariamente caros.

16. Si lo sabes hacer bien, maquíllate tú.

El novio:

17. Definitivamente la renta del traje es la opción.

18. Cuando compren los zapatos, piensen en un zapato que vaya acorde con el traje (frac, smokig, jacket) pero que también puedan usar en otras ocasiones.

Saquen partido al hacerlo con anticipación:

19. Puedes amarrar un buen precio del lugar si lo haces con mucha antelación.

20. Lo mismo para otros servicios como fotografía, invitaciones, recuerdos o limusina.

21. Pueden ir comprando entre toda la familia las botellas de alcohol una por una cada semana, cada 15 días. Así no se siente tan pesado y se reparten el gasto.

Padrinos

22. Si lo consideran adecuado, pidan a sus amigos y/o familia que sean padrinos de algunas cosas no tan caras, como las arras, el lazo, las copas, el ramo, la liga, o cosas más caras como anillos, pastel, flores. Ayuda mucho. Sólo dejen que ellos decidan libremente si quieren o pueden. Esta es la forma de ahorro más controversial porque hay quienes lo consideran de mal gusto… pero hacerlo con tacto es indispensable

¿Qué les pareció? A poco todos estos consejos no te animan para seguir con los preparativos de la boda con tu novio(a) ¡Animense! Entre más tiempo pase más van a empezar a postergar esta gran etapa en la vida de una persona y recuerden que si los planes se llegan a atorar en cualquier momento, siempre pueden acudir a su sucursal de la Caja Popular Oblatos en donde con mucho gusto les ayudaremos a resolver el tema con uno de los productos que tenemos para ustedes.

Gracias por leernos, nos vemos en la próxima ocasión.

Blog de la Caja Popular Oblatos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada