martes, 19 de febrero de 2013

Festejando la vida

Todos tenemos una fecha especial que celebrar y no importa lo jóvenes o viejos que seamos nos causa ilusión  Esta fecha es, nuestro onomástico o día de cumpleaños.

En la mayoría de los casos, existe una celebración de por medio y no son pocas las personas que parecen "aventar la casa por la ventana" en esas ocasiones. ¿Tu eres una de esas personas? o por el otro lado ¿eres la clase de personas que muy difícilmente celebra un cumpleaños?

Si eres de la primer clase de personas ¡Felicidades! lo  estás haciendo muy bien. Realmente esas fechas son motivos de celebración y de las pocas cosas con las que nosotros, nuestra auto estima y nuestros recuerdos vivirán como momentos gratos por muchos años. Si por otro lado, eres el tipo de personas que aún se pregunta ¿Cómo demonios tienen "posibilidades" de festejar año tras otro los cumpleaños de TODA la familia de tu compadre (que tiene 5 chiquillos). no te desesperes ¡Todo es cuestión de orden en nuestras finanzas! y de un poco de esfuerzo para lograrlo.

Recuerda que sobre todo para los más pequeños, las fiestas de cumpleaños son ocasiones memorables, que ellos (como lo mencionábamos antes) guardarán en su memoria. Son días en los que ellos son el centro de atención y los hacen sentir contentos e importantes, por lo que bien vale la pena el esfuerzo. Como ya lo hemos mencionado antes en este espacio, no hay pretexto para no organizarnos, ya que sin importar que pase, los cumpleaños siempre caen el mismo día año tras año y si acaso, se mueven al fin de semana próximo cercano para poder celebrarse como se merecen.

Los preparativos pueden empezar de 2 a 3 meses antes y si tienes bien pensado cómo celebrarás el evento, puedes ir comprando de poco a poco todo lo que necesitarás y de esta manera ni siquiera sentir que estás realizando un gasto fuerte. Empieza comprando servilletas y desechables la próxima vez que vayas a hacer la despensa; posteriormente compra las cosas comestibles que no sean perecederas o conservas que duren mucho tiempo como refrescos, chiles enlatados, chiles líquidos envasados, etc. verás como poco a poco vas armando la fiesta sin sentir que esa quincena o mes te vas a la bancarrota.

Realiza lo anterior todas las veces que sea necesario a través del año y si tienes dos eventos cerca ¡Se vale juntarlos! al final del día tu gastarás lo mismo y los que tendrán que desembolsar el doble son los invitados, que tendrán que llevar doble regalo.

En caso de que hayas empezado el año sin un plan como el que te proponemos, te recordamos que en la Caja Popular Oblatos estamos a tu servicio para ayudarte con ese efectivo que te hace falta para empezar bien con el plan a través de nuestros productos y servicios.

El año va empezando 8aun no pasa ni el primer trimestre) así que endereza el rumbo y dale a los tuyos esos recuerdos que los acompañaran toda la vida.

Saludos.

Caja Popular Oblatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada