miércoles, 10 de octubre de 2012

Créditos

Todos nosotros nos hemos visto en la necesidad de obtener un crédito para poder sacar adelante alguna compra grande, situación ya sea estudiada, bien planeada y estructurada o bien una situación fortuita...

Pero, finalmente se trata de un crédito ¿Cual es la diferencia entre una y otra?

No te equivoques. La diferencia es mucha. Cuando tu tienes pensado realizar un gasto, pero aun con todos los esfuerzos que hagas, no puedes hacerlo tan rápido como tu quisieras, buscas la forma de hacerte del crédito, de planear el gasto, de revisar si efectivamente tienes la oportunidad de "encharcarte" con esa cantidad de dinero y buscas maneras de poner un poco más tú (de manera inicial), para que esto reduzca los pagos que se tendrán que hacer para pagar la totalidad de la deuda. Tienes el control de cuando iniciar, de cuando recibes un poco de lana extra, en que mes le puedes meter mas que en otros y una larga lista de etcéteras  según sea tu caso muy particular. Esta modalidad es la mas sana y segura, ya que garantiza que las cosas lleven cierto control y se paguen sin mayor problema, según lo planeado.

En el caso de algo fortuito, normalmente la premisa es; "Necesito mucho dinero y lo necesito ya" Sin importar si hay o no capacidad de pago, sin mucha meditación y sin mucho para donde hacerse, ya que como lo mencionábamos  se trata de un evento fortuito, algo que no podemos pronosticar, algo que normalmente es delicado o grave. Dando esto por resultado que muy lamentablemente, la persona que obtiene el crédito bajo estas circunstancias tenga algunos problemas para pagar la cantidad que le han prestado.

Por lo anterior, la recomendación es relativamente simple. Acostúmbrense al ahorro. Tener dinero guardado no te hace una mala persona, tampoco te hace un avaro...¡Te hace una persona previsora! Puedes guardarlo en una cuenta de ahorro de nuestra caja y de esta manera, el día que llegue una eventualidad fortuita, tendrás la capacidad de solventarla con tus propios medios y solo si se trata de algo extraordinariamente grande, tendrás que pedir que alguien te apoye con un crédito.

La ventaja es que no importa como es que sea el origen de la necesidad, Caja Popular Oblatos puede ayudarte a través de su oferta de créditos. Ya sea que se trate de un crédito Ordinario, un crédito Automático o bien un crédito de Emergencia, somos tu opción  Acércate a cualquiera de nuestras sucursales y ¡convéncete!

CAJA POPULAR OBLATOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada